ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Los datos juegan muchos trucos. Saber cuál es cierto, una odisea, principalmente cuando se trata de nacimientos. Un ejemplo, entre tantos, es el de Diego Figueroa. Zacatecas y Guadalajara. Otro es Guillermo Schmidhuber de la Mora. Existe un dato que nació en Nuevo México, otro más en la Ciudad de México, ambos en 1943. (27 de octubre)

El más confiable es este último. Por una razón de sentido común; Guillermo tiene doble nacionalidad, la alemana, vía paterna, y la mexicana. Si fuera verdad la primera, entonces sería estaunidense.

Estudió en el Colegio Cervantes de Guadalajara, con lo cual lo ubica como parte de un grupo selecto de la sociedad tapatía. Todo por parte del abuelo. Guillermo, el viajero, el inmigrante. Vive un tiempo en Monterrey, después de estudiar en Guadalajara, para luego retornar a esta ciudad.

Autor de más de cuarenta obras teatrales, montadas en diferentes espacios del mundo, algunas de ellas premiadas. Novelista, pero sobre todo, investigador teatral, usigliano, pero sobre todo sorjuanista.

Esto lo ha llevado de viaje. A dictar conferencias en diferentes universidades, tanto del país como extranjeras. Sus investigaciones de la obra de Sor Juana lo colocan como uno de los sorjuanistas con mayor conocimiento de Sor Juana Inés de la Cruz y descubridor de parte de la obra perdida de la monja, además de escribir una obra en dónde Sor Juana es protagónica: La Secreta Amistad de Juana y Dorotea, editada en 1999, por el Instituto Mexiquense de Cultura, Toluca, Edo de México.

Reconocido más por su trabajo de investigación, por el rescate de la obra de Sor Juana, a pesar de su participación en la dramaturgia. Sus obras sostienen esa visión del emigrante en un tono antropológico.

El manejo de sus personajes denota un conocimiento profundo de las situaciones, personajes redondos. La atemporalidad está presente generando una visión universalista.

Pudiera acontecer en cualquier momento. Personajes distintos de época charlando en momentos similares, históricos, algunos, literarios otros, nos llevan a una revisión existencial. Guillermo camina entre los viajes del existencialismo esencialista.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Nadie puede hablar de lo que no vive. Creo que fue mi abuela quién me lo dijo en una ocasión. Los pastores –me dijo- hablan de su rebaño porque no entienden el caminar entre maizales.

Así era mi abuela. Comentaba, decía, luego callaba para aspirar sus faros. Mi abuela fue longeva. Eso la hizo aún más inteligente. Guardó en una caja de madera las fotos del abuelo, las de su padre, las de su madre. No por nostalgia, vivió muy bien su presente: las guardó para nosotros, sus nietos.

Decía, son la historia de la familia. Así sabrán siempre quienes son. Jamás olvidarán de dónde provienen. Luego continuaba, quizás alguna sea parte también de su vecino.

Y en ese quizás crecí. Con un dejo de historia, con la idea de un mañana con fundamento en quién me precede. A los años la caja se perdió, pero las frases de la abuela me permitieron ver el mundo diferente. La educación, la más importante, se da en casa.

Hoy, al escribir estas líneas, recuerdo a la abuela. Cuando ella murió, mi padre se encargó de seguir su ejemplo. Por las tardes abría esa caja de la abuela, nos comentaba a mi hermano y a mí, de esas fotos de la abuela. La misma historia pero con diferente versión.

Hoy, al escribir estas líneas, los recuerdo a los dos. Me parece escuchar su voz; nadie puede hablar de lo que no vive. Reviso papeles, releo libros. Me traen a la imaginación los momentos posibles de la vida de quienes escribieron lo leído por mí. Cada obra contiene un fragmento de vida.

Cuando Gabriel Barcenas escribe Una Vil Copia del Poder eran los tiempos de los dirigentes estudiantiles. Era su periodo de estudiante en la facultad de Ingeniería de la UdG. Años de recomposición social ¿Cuántas veces nos hemos estado recomponiendo? ¿Somos un país conflictuado?

Prefiero no pensarlo e ir a una de sus obras más logradas: La Vida es Así, un retrato de la familia media baja. El padre a punto de jubilarse, la posibilidad de vivir como nunca antes lo había hecho. Y ahí, entre las trampas de los números, la codicia como esperanza de una vida mejor, se deja atrapar. Ironía del sistema.

Gabriel en un momento fue considerado uno de los tres dramaturgos claves de la entidad. Se dijo, se pronunciaron a favor de su obra. Ganó premios y distinciones. No olvidemos el Premio de la revista Plural (hoy ya extinta) del grupo Excelsior: Música Maestro.

Dirigió una colección de textos (TEXDRA). Ahí se editó parte de la dramaturgia de Claudia Cecilia Alatorre, con su visión irónica, con su revisión al movimiento feminista.

Ahí está Gabriel con sus propuestas a la escena. Con sus aportaciones al proceso de la escena.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Javier Trujillo Cabral, nació el año de 1956, en Fresnillo Zacatecas. Ha participado en diferentes talleres y grupos teatrales, con el maestro Luis Patiño (+), Consuelo Pruneda (+), Daniel Salazar (+), Miguel Contreras, Tomás del Solar (en un curso de composición dramática) y con Vicente Leñero (+) en el Taller de Dramaturgia Letras en Escena. Todo en Guadalajara.

Tomás del Solar fue, para Guadalajara, un personaje clave para la escena local. Maestro de personalidades de la escena, entre otros, además de Trujillo, de Jorge Ángeles.

Talleres impartidos en su casa de Justo Sierra. El primero en hablar de la obra de Alfred Jarry, el primero en proponer el montaje de Ubú Rey, cuyo montaje, sin llegar a la escena, fue todo un aprendizaje. Escribió para El Jalisciense, hoy ya desaparecido, en los tiempos cuando fue director del mismo Armando Morquecho Preciado (+). Toda una época en el periodismo cultural.

Ahí participaron, entre otros; Gustavo Lupercio (+), Efraín Franco, Arturo Camacho, Patricia Medina, en la página cultural, cuyo lema fue La cultura no es un asunto dominical, una etapa del periodismo cultural en Guadalajara que no ha sido superada.

Tomás no ha sido estudiado, ni su obra, ni su vida; a pesar de formar parte de esa pléyade de profesores, quienes compartieron su conocimiento, vivieron al lado de personalidades del teatro como Werner Rusicka, Ignacio Arriola Haro, entre otros.

Javier Trujillo Cabral ha sido actor, experiencia grata, la cual, le permite un conocimiento de la escena, ese saber básico para la escritura dramática, ahí donde logra generar ese ambiente tensional para la creación de los personajes.

Con varios premios y reconocimientos a su trayectoria en el medio teatral. El año del 2015 recibe, por parte de la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco, un reconocimiento a su trayectoria.

La misma institución edita su obra Private Beach, en el tomo antológico Letra en Escena/ Dramaturgia en Guadalajara, el año de 1999, en donde retoma el mito litúrgico de Caín y Abel.

En una estructura poética, el mar es personaje, es música, es un cúmulo de sensaciones encontradas. Su obra tiende al realismo expresionista. Un poema de José Gorostiza. Enfatiza para generar la acción dramática.

Hallazgo de Javier, ese personaje ambiente. Ese personaje misterioso en donde las voces enfatizan el juego de la muerte, el contraste, ese mar tan misterioso.

El mar, el mar, dentro de mí lo siento, escribe Gorostiza; y es Cuca, quien en su confesión presiente, siente, procrea el mar con sus olas misteriosas, llenas, plenas.

Javier conoce los misterios de la escena, lleva a sus personajes a lo último, a la crisis de pareja. Y ahí están: Condónimos, Hot Dogs, un teatro para un director inteligente.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Resulta interesante afirmar lo mediático como la única forma en estos tiempos de lo informático. Si usted no está en las redes, no existe, dicen los líderes de las redes sociales. Pero quién cae en la tentación, se olvida de la existencia de los públicos.

Si no estás en las redes no existes. Sí, siempre y cuando exista un público deseoso de conocimiento. Un público ha quien le hayan enseñado la necesidad de saber más para llegar al conocimiento. Es decir, para llegar a éste se requiere de un buen lector.

Y si no, usted diga ¿Cuántos autores ha leído de los que pueda dar una opinión certera? ¿Cuántos ha negado nada más por estar de moda negar? ¿De cuántos sólo ha leído la solapa? ¿Lee los prólogos?

Esto no es un examen. Para nada. Lo digo por los autores que tenemos encajonados por una obra, un género, o sencillamente, por una recomendación de un amigo, o un experto en la materia. Pero, ¿y nuestro criterio?

Varias de sus obras de teatro han sido llevadas a la escena; entre ellas: ¿Quién tiene la bolita? (Teatro de niños para adultos), UBASA, En tercera persona, Viajeros a América, Yo soy Don Juan, para servir a usted, Las mujeres de Pedro Páramo, Del humor al cinismo, Las valonas de la Musa Fea, Hablando con Dios en español, Mundus Novus: Américo, No me agradezcan la visita, y Franz Kafka, un mexicano cualquiera. Dice una ficha en las redes.

¡Ah, sí!, dirá usted, porque usted es un lector profesional. Entonces podemos charlar de Tola, y de La Dama de la Gardenia, sus novelas del lenguaje. Y le podré decir son mis preferidas y, por supuesto, usted replicará a mi afirmación para darme el título de otra (s).

Y en esto usted dirá: ¿Y como poeta? Rápido le comento ¿a qué huelen las mamás? La risa vendrá pronto. Mejor lector afirmará ¡Los poemas a Ana! Un personaje recurrente de sus obras.

Y ahora sí me ganó. Ana, la que toma whiskey en Sanborns. La personaje entrometida en Yo soy Don Juan, Para Servir a Usted. La personaje de Yo Nunca Salí al Pan, estrenada el 23 de septiembre del 2016 en ese espacio alternativo de San Pedro Tlaquepaque; Morbo Café.

Y se prestaba el espacio; y se prestaba el inicio, el monólogo consigo misma, con esa apariencia de hablarle a alguien y a ninguno. En una propuesta escénica de TEATRO CABARET.

Sé… [Empieza a volverse.] Sé… que todos están aquí por morbo. [Pausa.] Que han dejado sus cálidos hogares para venir aquí… por morbo.

El teatro vivo. Sí, les decía Ana. Aquí están en este espacio que de calificativo se convirtió en sustantivo, ahí, en las luces cálidas del lugar oliendo a café recién tostado.

Y sí, hablamos del mismo, del autor que tantas veces ha dicho, nací en Jilotlán de Los Dolores, hasta apareció en el mapa. Porque antes de eso no salía. Hablamos del mismo.

Hablamos del autor de En Tercera Persona, Quise hallar el olvido, estrenada el 27 de junio de 2001, con ese juego de palabras característico del autor citado varias veces ya por sus obras, por su aportación a las letras. Hablamos de Dante Medina Magaña, nacido en Jilotlán de Los Dolores el año de 1954.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.