ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado

¿Cómo entender la historia? ¿Cómo entender los documentos? O mejor dicho, ¿cómo buscarlos? ¿Qué diferencia existe entre el historiador y el historiógrafo? ¿Cómo saber dónde se pisa?

De nuevo la encrucijada. La trampa del saber y el conocer. Ubicar el dato. Buscar la referencia. Invitar a la mesa del conocimiento a quien aporta y, no solamente a quien me gusta ¿Cuántos caminos para entender, comprender, la verdad histórica?

El año de 1923 se dan varios acontecimientos. En el ámbito teatral, el conocimiento de la obra de Luigi Pirandello. La lucha por el sufragio femenino, y el inicio del grupo de los pirandellos.

La Constitución de 1917 descartó la participación de la mujer, a pesar de que un año antes inició el Primer Congreso Feminista en Yucatán. En 1923 este Estado reconoció el voto. Las primeras mujeres electas a la diputación estatal fueron: Elvia Carrillo Puerto, Dzib Cicero y Beatriz Peniche; Rosa Torre González fue electa para regidora del Ayuntamiento de Mérida.

El gusto duró poco. Después del asesinato de Felipe Carrillo Puerto, además de ser obligadas a renunciar, el voto de la mujer fue anulado. Los estados de Chiapas y Tabasco, en 1925, promulgaron el voto femenino. En 1935 se funda el Frente Único Pro Derechos de la Mujer (FUPDM)

Bajo este ambiente surge una mujer: María Luisa Ocampo Heredia (1899-1974), quien en 1923 estrena, en el Teatro Virginia Fábregas, Cosas de la Vida, gracias a ella, los Pirandellos debieron su consolidación; y es que, en 1925, gana el premio mayor de la Lotería Nacional para invertirlo integro al fomento del teatro mexicano.

María Luisa Ocampo Heredia, nacida en el Estado de Guerrero, debe de estar en la biografía de los Pirandellos, y estos, no ser llamados el grupo de los siete, sino el grupo de los ocho.

Así, en una lectura lineal, digámoslo, ideológica, podemos cuestionar las fallas, e incluso tomar partido de la situación. En una lectura histórica podemos entender, jamás legitimar, el por qué, ir más allá al cambiar la percepción actual y, evitar dichas fallas en lo sucesivo. Todo va a depender de la lectura hecha al acontecimiento.

Socorro Merlín editó un estudio de la obra y vida de María Luisa Ocampo Heredia (Nace un 24 de noviembre en Chilpancingo, Guerrero y muere un 15 de agosto de 1974 en la Ciudad de México) editado por el Gobierno del Estado de Guerrero y el CITRU, en el 2000: María Luisa Ocampo, Mujer de Teatro.

Los Pirandellos, incluyéndola, lucharon por el derecho a la escena de los autores mexicanos y el respeto a su trabajo. Fundaron la UDAD (Unión de Autores Dramáticos) y tomaron el Teatro Virginia Fábregas.

Organización, Teatro, Dinero, fue la triada para la consolidación. Aunado a que la mayoría trabajaba en los medios. Incluyéndola. Factores decisivos para generar un movimiento.

La lista histórica del grupo es: María Luisa Ocampo Heredia, Víctor Manuel Díez Barroso, José Joaquín Gamboa, Carlos Lozano García, Lázaro Lozano García, Francisco Monterde G., Carlos Noriega Hope y Ricardo Parada León.

Como nota al margen, Ricardo Parada León (1902, Lagos de Moreno, Jalisco; 1972, Ciudad de México) fue subdirector de la Escuela de Arte Teatral, del INBA en 1947, fue el guionista de Tizoc, entre otras. Fue coautor en varias obras de María Luisa Ocampo Heredia.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

X Premio Internacional @ArtezblaiTeatro de Investigación sobre las Artes Escénicas

La Asociación Cultural ARTEZ BLAI KULTUR ELKARTEA, dentro de sus objetivos estatutarios tiene el de estimular la investigación y el estudio de todos los fenómenos que concurren en la práctica de las Artes Escénicas, por lo que convoca el Premio Internacional ARTEZ BLAI de Investigación sobre las Artes Escénicas 2017, de acuerdo a las siguientes BASES:

1.- Se podrá participar en este Premio con trabajos que investiguen, analicen, teoricen o propongan una práctica, en forma ensayística o crítica, fruto de una experiencia o de una tesis doctoral sobre cualquier disciplina de las Artes Escénicas: Teatro, en todos sus géneros y estilos; Danza, igualmente desde cualquier perspectiva de sus amplias posibilidades de expresión; Circo, Magia o cualquier otra arte performativa y los trabajos podrán ser sobre asuntos relacionados con el ámbito artístico, técnico o de gestión.

2.- Los autores podrán participar con cuantos trabajos deseen, escritos en solitario o en colaboración con otros.

3.- Los trabajos deberán ser originales, de temática libre, escritos en castellano y/o euskera, con una extensión mínima de 175.000 caracteres con espacios y máxima de 450.000, no deben haber sido editados anteriormente total ni parcialmente en ningún soporte mecánico ni virtual, ni tener ningún compromiso editorial. Si se encuentran en los repositorios virtuales universitarios por ser una tesis doctoral deben indicarlo de manera expresa.

4.- Los trabajos podrán presentarse en cualquier soporte digital, irán con su título pero sin identificación del autor o autores, que se presentará aparte, acompañada de una declaración certificada en la que se manifieste que la obra es inédita, que se cuenta con todos los derechos de autor plenos sobre ella y que no se ha presentado a ningún otro premio en deliberación ni existe compromiso editorial alguno atendiendo al artículo 3.

5.- El plazo de recepción de los originales termina el día 25 de septiembre de 2017.

6.- Los originales se deben enviar al correo electrónico artez@artezblai.com indicando en el asunto “Para el Premio Internacional ARTEZ BLAI de Investigación sobre Artes Escénicas”.

7.- El Premio consiste en la publicación del trabajo ganador en la Colección “Teoría y Práctica” de la Editorial Artezblai. Se fallará en el invierno de 2017 y se publicará el resultado en nuestro periódico digital http://www.artezblai.com, nuestras redes sociales y se comunicará a los medios especializados y generalistas.

8.- El ganador cederá todos los derechos de publicación a la empresa editorial y recibirá un 10% de todas las ventas.

9.- El Jurado estará formado por un mínimo de tres y un máximo de cinco especialistas, asistiendo como secretario del mismo algún miembro de la directiva de Artez Blai Kultur Elkartea y su fallo será inapelable.

10.- La presentación de originales al X Premio Internacional ARTEZ BLAI de Investigación sobre las Artes Escénicas implica la aceptación plena de todas sus bases.

11.- Los temas no previstos en estas Bases serán resueltos por el Jurado y su Secretaría e incorporados a las próximas convocatorias.

Fuente

Continúa abierta la convocatoria de ayudas Iberescena

Abierta la convocatoria de ayudas IBERESCENA

Las líneas de ayudas de la convocatoria 2017-2018 están enfocadas a:

• Ayudas a festivales y espacios escénicos para la programación de espectáculos

• Ayudas a la coproducción de espectáculos iberoamericanos de artes escénicas

• Ayudas a centros iberoamericanos de creación en residencia

Tienes tiempo de presentar la solicitud hasta el 29 de septiembre.
Recuerda que las solicitudes sólo podrán ser presentadas a través de la PLATAFORMA DIGITAL

VER BASES

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado

¿Cuántas veces hemos escuchado, así, categóricamente, el teatro mexicano es malo? Y los medios ¿Cómo cualifican lo bueno de lo malo? Una frase leída una y otra vez. Ninguno dice ¿por qué es malo?

En los inicios del Siglo XX, en el fervor nacionalista, la ópera, la zarzuela y la opereta eran los gustos del cultísimo. Y ahí estaba la Compañía de Ópera y Zarzuela de los Mendoza López. Su sede, en la esquina de Juárez y Molina, de la ciudad de Guadalajara.

Para el otro público, para quien no vestía sus mejores galas para asistir al teatro, estaba el teatro de revista. El teatro político, lleno de astracanadas y bailes exóticos. En este se hicieron famosas varias bailarinas, entre otras: Lulú. Era un teatro de las necesidades, no sólo de sus asistentes; también de los periodistas de la época, perseguidos por escribir de la clase política, quienes, en su mayoría fueron los autores de los libretos.

Un momento interesante para el teatro mexicano, de donde tenemos obras, de ambas partes. Por un lado, En el Jardín, de Carlos Federico Kegel; Pobre Butterfly, de Mendoza López y, por la otra, El Parque de Mandamás, El país de la Metralla.

La crisis financiera, fruto del papel moneda circulante, recuérdese el como, cada facción caudillista tenía su papel moneda, y como, al cambiar de caudillo resultaba peligroso guardar los billetes.

El país de los cartones, de Ortega, Prida y Castro Padilla, fue una de ellas. Un libro interesante, el cual nos narra, nos muestra en detalle las obras de este periodo, es El País de las Tandas (1900- 1940) editado por primera vez en 1984, y su tercera edición en 1987, que fue el catálogo del Museo Nacional de las Culturas Populares, de Coyoacán.

Ya como estructura dramática (teatro periodismo) y no como espectáculo, lo continuó unos años después Vicente Leñero en su obra Compañero. Dio pauta a grandes movimientos como CLETA, El Teatro Chicano o, San Francisco Mime Troupe.

Los Zopilotes, en San Luis Potosí, como parte de CLETA, se dieron a conocer en la década de los setenta con El Gran Circo de los Hermanos Gandalla. Es memorable Chicano, la obra, bajo el movimiento del Teatro Chicano, o los juegos circenses callejeros del San Francisco Mime Troupe.

Luis Valdez es un icono del teatro chicano, inicia en 1965 con el grupo Teatro Campesino. Escribe y dirige el grupo. En 1978 escribe y estrena Zoot Suit, ambientada a finales de la segunda guerra. Con un éxito arrollador, lleva a la escena la obra en 1981, con música de Lalo Guerrero y Daniel Valdez.

De nuevo la premisa: Si no sabes dónde pisas…

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado

El primer Premio Jalisco lo tuvo Diego Figueroa en 1950. Fueron momentos claves, emergentes, de recomposición social. De lucha entre la tradición y lo moderno.

Diego fue un seguidor de Sartre, de las propuestas del pirandelismo. Como director montó las obras de Jean Paul. Como dramaturgo escribió siguiendo las bases de Pirandello. Con esto se situó en la vanguardia.

Escribió, entre otras, Los Personajes se Odian; obra de tesis, en donde la lucha de los personajes representan la muerte del clasicismo frente a lo nuevo en una revisión de lo parateatral.

Teatro en el teatro. Los personajes con su propia historia. Rompe con el realismo para encarnar esa vida en el escenario. Al estilo de Pirandello, ellos le dictan su vida al autor dormido su propia existencia.

Diego Figueroa entendió la necesidad de profesionalizar la vida del actor. Junto con otros artistas de su tiempo, vieron la necesidad de crear una escuela de artes. Francisco Rodríguez Caracalla, Guadalupe Mor y otros más le dan vida a lo que fue posteriormente la Escuela de Artes Plásticas, hoy, el Centro Universitario de Artes, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara.

Fue el primer delegado de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) delegación Guadalajara. Entendió perfectamente la necesidad de vivir de su trabajo a la comunidad teatral.

Una década después surge a la escena otro personaje del teatro; también Premio Jalisco: Ignacio Arriola, quien el absurdo con Pirandello generando un estilo característico, muy propio, al introducir otro elemento: una estructura musical.

Su educación desde la infancia lo llevó a ese bagaje. Las estructuras de Stravinski lo llevaron a crear diálogos bajo esta tónica. De hecho, se cuenta, las visitas familiares del músico, admirado por su padre, al grado de que su segundo nombre fue Igor: Ignacio Igor Arriola Haro.

Juguetón, le gustaba experimentar, introducir personajes clásicos en situaciones actuales, la lucha de géneros está presente en todas sus obras, se burlaba de todos, incluyendo de sí mismo. Esto lo hizo un personaje por sí mismo.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado

A cada época, cada momento de la historia, dan pauta a los estilos de vida y, estos a su vez generan los estilos en el arte. Son producto de la dialéctica, ya no en el mecanicismo de la lucha de clases, sino en la propia dialéctica social al interior de los grupos generados al interior de giros ocurridos en estos.

Aparecen los grupos hegemónicos y los subalternos en dónde pareciera, una lucha intestina en la cual, aparentemente, se rompe con la lucha de clases, sólo una apariencia.

Uno de los teóricos más precisos de este conflicto, lo fue Gramsci. Estudioso italiano, quien precisó acerca de la dialéctica, conflicto, hegemonía subalternidad. Los radicales en ambas partes, van a quedar en el olvido, y su obra quedará como muestra del conflicto social.

Casi siempre los subalternos serán quienes darán la pauta a los cambios estilísticos. Estos, más no todos, son los artistas; los otros quedan para los sociólogos, los historiadores, los estetas analistas del estilo. Material valioso para una pequeña élite.

De esto se desprende que, sólo aquellos que se atreven a cambiar, que se reconocen como parte social, tienen la posibilidad de llegar a la cualidad del arte. Hay que saber donde se pisa. Por este motivo, se dice, del hecho, de que cuando una obra logra vivir a su momento, se vuelve obra de arte, y eso sucede, casi por regla, diez años después de la aparición de la obra.

De ser cierto esto, no es el hecho inmediato de estudiar una rama del arte se convierta en artista. El artista lo es, a partir de su trabajo. Esto lo entendí después, mucho después de salir de la escuela.

Mientras tanto me llegó la cuestionante, y continúo con ella ¿Quién me antecede? ¿Cuáles fueron sus aportaciones? Y lo más importante ¿Hasta dónde estoy descubriendo el agua tibia y creo haber descubierto el océano?

En 1950 Diego Figueroa llevó a la escena la obra de Jean Paul Sartre. Fueron los años del auge del existencialismo. Bajo esta visión escribió sus obras: Un pasajero olvidó algo tiene toda la fuerza de las teorías sartrianas.

Alicia Takman, la actriz  y, Diego como director (en ocasiones como actor) y dramaturgo, fueron figuras relevantes de su tiempo. Cada momento de la historia tiene un espacio. Para ellos, como para varios personajes de la época, entre los que se cuentan: Adalberto Navarro Sánchez, Juan José Arreola, Ramón Rubín, Olivia Zúñiga, y tantos otros tuvieron su espacio, el café Acrópolis y, su revista: Etcaetera.

Para esta generación tuvieron otro espacio con la fundación de la Casa de la Cultura Jalisciense, y su publicación Los cuadernos de la Casa de la Cultura. A Diego ya no le tocó ésta. Murió unos años antes.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.