ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Caminar las calles, las recurrentes, las transitables en ese tráfico urbano de todos los días. Caminarlas, sí. No rodarlas, así jamás se conoce una ciudad, ni se puede ser turista del conocimiento.

Ahora lo veo caminar con un libro de Hugo Hiriart Urdanivia, Ginecomaquia, para ser exacto. El libro editado en el 2002, uno de esos libros, que de no tener tanta cinta tape en su portada, es una joya de edición.

Existe la leyenda urbana de su colaboración con Jaime Umberto Hermosillo en La Tarea, la película que vimos con María Rojo en 1990, fue en base a un proyecto de él. Pero sólo es una leyenda.

Pero, lo cierto es lo de otra película: Doña Herlinda y su Hijo, de 1984, de su participación en la supervisión. Ahí tuvimos, detrás de cámaras, como productor ejecutivo, a Guillermo del Toro, a un súper reparto, en dónde nos encontramos a Angélica Guerrero.

En su momento fueron filmes cuestionadores, atrevidos, en su temática, en su estructura. Hoy son parte de la historia del cine mexicano. Doña Herlinda…está considerada entre las cien mejores, ocupa el puesto número sesenta y cinco.

Sigo con las claves. En 1985 Sara Velasco edita dos tomos, fruto de una investigación exhaustiva: Escritores Jaliscienses. El tomo dos con autores nacidos entre 1900 y 1965. La Universidad de Guadalajara realizó la proeza.

En la solapa decía: Cerca de cuatrocientos nombres que conforman el amplio y fértil espacio literario de Jalisco se insertan en dos tomos que cubren el proceso evolutivo, tanto de los escritores como de sus respectivas obras, texto a cargo de Augusto Orea Marin.

Esta edición continúa siendo un referente para los estudiosos de la literatura, en un país dónde las políticas culturales siguen ausentes del catálogo de prioridades del México nuestro.

Y ahí, en el tomo dos, en la página 531 encontramos a Daniel Constantini, nacido en Uruapan, Michoacán el 8 de junio de 1952, con un muestreo de su obra poética.

Su participación en la pedagogía, principalmente, ha generado generaciones de actores valiosos para la escena local. Sus montajes han participado en muestras nacionales dignas de ser mencionadas. Intimidad, de Hugo Hiriart es tan sólo una muestra.

En 1983 participa en el décimo aniversario del grupo de Gabriel Gutiérrez, en elciclo Miércoles de Teatro Breve, con la obra: No hay Vacantes, el número dos de la colección, en donde nos habla del infortunio de quién, teniendo el conocimiento, no encuentra donde emplearse.

Como director ha estrenado obras claves para la escena. En 1996 estrena Yo soy Don Juan para servir a usted, la obra de Dante Medina, en el Teatro Guadalajara del IMSS, con música de Bernardo Colunga, Francisco (Pancho) Madrigal, y vestuario de Daniel Kent.

Obra de Dante Medina Magaña, publicada por Ágata, en Guadalajara, y años después en Italia. Retoma el mito de Don Juan, tiene como personajes a Luigi, Mario Bross; una mezcla entre la ciber cultura y la Commoedia D’ll Arte.

Para el 2012 Escenología, edita en un tomo, dos obras: Cuando Vuelvas y Otra Vez un Bolero, con un excelente prologo de Vicente Leñero, así como una acertada presentación de Edgar Ceballos.

Vicente Leñero nos dice, entre otras, el cómo Daniel logra, acertadamente, darnos un texto lleno de poesía, en temas tan escabrosos. En personajes que reflexionan acerca de su existencia. Todo magistralmente.

Sabe bien –gracias a su experiencia como actor y como responsable del acto teatral- que los recursos del desdoblamiento, del soliloquio orientado a una complejidad con el espectador, del uso del flash back espontáneo, sin artilugios cinematográficos sino evidentemente teatrales, generan convenciones dignas de una gramática escénica asumida en su forma y contenido.

La visión de dos personalidades del cine y del teatro, de quien sabe los dos lenguajes (Leñero y Constantini) Porque sólo quién conoce entiende como no mezclarlos.

Y así, lo veo caminar con su libro bajo el brazo, con sus alumnos de actuación, con su caminar bajo el estilo propio de Daniel. Toda una personalidad, todo un personaje teatral, porque sin dramaturgos no existe el teatro nacional, ni existen los estilos para la escena, ni siquiera la obra bien hecha, porque no existen las propuestas y, en su lugar persiste el sentimiento de provincia, la dependencia.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

Anuncios

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Referente en esta ciudad, sin duda, figura crucial, personaje por sí mismo, nació en San Luis Río Colorado, Sonora, allá por 1955; muere en Guadalajara el 4 de enero de 1992.

Todo un personaje, sí, vuelvo con aquello de la diferencia entre gente y persona. Vuelvo con la ausencia, no sólo de quien se fue, sino de la necesidad de la memoria.

Autor de una identidad urbana, de quien se atrevió a decirle a una sociedad a punto de despertar, quién era, así, desnuda, sin tapujos, sin falsa conciencia, con la previsión, de nuevo lo digo, de reconocerse en el mundo.

Lo regional es la semilla de lo universal, frase con magia. Frase contundente para quién se atreve a ser. Vuelvo con frases hechas. Vuelvo a la revisión de datos, los cuales nos acerquen a esa memoria pérdida.

Guadalajara es semillero de músicos. De aquí han salido los grandes en todos los géneros. Julio Haro fue (es) uno de ellos. Así es recordado por su participación en un grupo emblemático: El Personal.

Recordamos piezas claves como En Guadalajara Fue, o la ya clásica No me Hallo, con esa ironía característica, retrato de la clase media, rompedora de esquemas.

Me he buscado en el directorio telefónico/En mi cartilla electoral, en los diccionarios/ Y en la filosofía oriental/ Y no me hallo.” Me he buscado en todos los documentos, no me hallo, quizás porque no soy documento, lo dice en un manejo de lenguaje directo, cualitativo, inteligente, sin agresiones verbales, inteligente como conocedor de su idioma.

Figura crucial con una obra que lo trasciende, con una mezcla de los ritmos populares. Hibrido musical característico del momento por él vivido. Esto lo hace aún más grande.

Fue caricaturista. Su participación en revistas como Galimatías, título de una de las publicaciones claves, la cual dio, desde el título, la versión a la época, sin caer en posturas falsas. Galimatías, desorden, algarabía, enredo, galimatías.

En 1983, cuando el grupo Charlot, dirigido por Gabriel Gutiérrez Mojica, cumplió diez años, escribió dos obras: La Venganza de la Mujer Araña, y, Mamá Soy Edipo no Hare Travesuras.

La cultura popular inmersa en personajes teatrales, tales como La Cenicienta en el diván del sicólogo, Una Rebanada de Pan Bimbo, fue parte de la teatralidad, sin olvidarnos del ambiente de feria, aquello de “pasen ustedes a ver a la mujer araña” en una sátira de humor negro (el cual ya de por sí lo es) del corrido de Rosita Álvirez.

Cuando Gabriel Gutiérrez cumple los diez años con su grupo, estrena y edita las obras escritas en un programa denominado Miércoles de Teatro Breve en el Ex – Convento del Carmen. Un hecho insólito en esta ciudad de la desmemoria; la publicación, venta y estreno de dichas obras con el reparto en la primera página. Todo bajo el subsidio de su director.

Las obras de Julio se presentaron en el Teatro Experimental de Jalisco. La Venganza de la Mujer Araña fue estrenada el 24 de octubre de 1983, editada en Diciembre de ese año. Mamá Soy Edipo…continúa a la fecha inédita.

En mayo del 2007 dio el adiós una revista especial: Casiopea, dirigida por Augusto (Martínez Zamudio) Metztli, eran trece números en esa fecha; la portada de Sergio Garval. Fue en homenaje de este personaje, pero más, a esa ciudad que lo vio crecer.

Ahí estuvieron las versiones de quién crecieron con El Personal, de quienes compartimos su obra. El homenaje de quien aún no nos encontramos porque no somos documento.

Al Autor de una identidad urbana, de quien se atrevió a decirle a una sociedad a punto de despertar, quién era, así, desnuda, sin tapujos, con sus espacios recurrentes. A Julio Haro.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Caminar la calle, los espacios vacíos de la noche. Las luminarias, los viejos parques de los barrios. Caminar la calle, rememorar las andanzas de la historia. De una ciudad.

Veo caminar a José Lira Robles por los pasillos de la UNIVER cuando estudiante de Psicología. Formaba parte del grupo teatral, que fue representante cultural por varios años de dicha institución educativa, por varios años.

Lo veo caminar por la calle de Mar Egeo los sábados, los días de ensayo, para después, ya en función, representar en los diversos espacios la obra ensayada; fueron algunos años, hasta que el grupo dejó su labor.

Contrario a lo sucedido con los miembros de los grupos estudiantiles, Lira continúa en el teatro, participa para la escena en diferentes frentes; incluyendo la producción: Produce y actúa en El Extensionista, la obra de Felipe Santander (15 de abril de 1935, Monterrey, Nuevo León / Ocotepec, Chiapas, 30 de abril de 2001), escrita en 1978, la cual, en su momento se convirtió en un hito del teatro, con la cual se volvió referente obligado del teatro con temática rural.

El Extensionista, dirigida por Moisés Orozco, con el Tercer Grupo, ya en este Siglo XXI, retoma el escenario, ahora con una visión diferente a aquella en donde el autor estuvo presente, en donde los actores se enfrentaron a una lucha gremial.

Sigo desandando las calles, José Alonso Lira Robles ahora como dramaturgo, con Guerrilla en Guanatos, con Perla, el libro editado el año del 2008 por Acequia Va de Nuez, la colección dirigida por Rosario Orozco con portada de Ipsaim Ruiz

Perla, el libro, contiene dos obras, la del título del libro, y Político. Ambas sostienen en la elaboración del personaje la estructura clásica; la presentación con sus anhelos. El enfrentamiento a una situación externa. La resolución inesperada.

Son personajes de ciudad, urbanos, caminantes del smog y lo cotidiano. Luchan por sobrevivir, no por decreto, sino por situación. Esto los hace más comunes, más humanos y, por supuesto, más cercanos al público.

Y ahí está, José Alonso Lira Robles, ciudadano de Mascota, Jalisco, con sus personajes, con su entrega a la escena, con sus andares cotidianos.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.

ESTUDIAR TEATRO O SÓLO ACTUACIÓN

Por José Ruiz Mercado.

Los datos juegan muchos trucos. Saber cuál es cierto, una odisea, principalmente cuando se trata de nacimientos. Un ejemplo, entre tantos, es el de Diego Figueroa. Zacatecas y Guadalajara. Otro es Guillermo Schmidhuber de la Mora. Existe un dato que nació en Nuevo México, otro más en la Ciudad de México, ambos en 1943. (27 de octubre)

El más confiable es este último. Por una razón de sentido común; Guillermo tiene doble nacionalidad, la alemana, vía paterna, y la mexicana. Si fuera verdad la primera, entonces sería estaunidense.

Estudió en el Colegio Cervantes de Guadalajara, con lo cual lo ubica como parte de un grupo selecto de la sociedad tapatía. Todo por parte del abuelo. Guillermo, el viajero, el inmigrante. Vive un tiempo en Monterrey, después de estudiar en Guadalajara, para luego retornar a esta ciudad.

Autor de más de cuarenta obras teatrales, montadas en diferentes espacios del mundo, algunas de ellas premiadas. Novelista, pero sobre todo, investigador teatral, usigliano, pero sobre todo sorjuanista.

Esto lo ha llevado de viaje. A dictar conferencias en diferentes universidades, tanto del país como extranjeras. Sus investigaciones de la obra de Sor Juana lo colocan como uno de los sorjuanistas con mayor conocimiento de Sor Juana Inés de la Cruz y descubridor de parte de la obra perdida de la monja, además de escribir una obra en dónde Sor Juana es protagónica: La Secreta Amistad de Juana y Dorotea, editada en 1999, por el Instituto Mexiquense de Cultura, Toluca, Edo de México.

Reconocido más por su trabajo de investigación, por el rescate de la obra de Sor Juana, a pesar de su participación en la dramaturgia. Sus obras sostienen esa visión del emigrante en un tono antropológico.

El manejo de sus personajes denota un conocimiento profundo de las situaciones, personajes redondos. La atemporalidad está presente generando una visión universalista.

Pudiera acontecer en cualquier momento. Personajes distintos de época charlando en momentos similares, históricos, algunos, literarios otros, nos llevan a una revisión existencial. Guillermo camina entre los viajes del existencialismo esencialista.

José Ruiz Mercado

Dramaturgo, escritor, director, actor y docente.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Autor de numerosos libros de poesía, teatro, narrativa y ensayo.